OFRECE OPORTUNIDADES DE EXPERIMENTACIÓN LIBRE A TUS HIJOS, LES OFRECERAS APRENDIZAJES.

Estas mañanas, de camino al colegio, mis hijos iban expectantes y maravillados, pues mañana tras mañana, con una temperatura media de -3º, observaban cómo el frío había convertido el agua de los charcos en hielo. Estaban deseando llegar al gran charco de agua que se forma en una zona de su patio del colegio para tirar piedras en él y comprobar si se rompía el hielo o no. Esta conversión de diferentes grosores de hielo dependiendo del día, les ha generado multitud de preguntas que esperaban ansiosamente respuestas por mi parte. No olvidaré sus caritas, mirándome con unos ojos como platos de la atención que sostenían con cada una de mis respuestas.

Y una vez más, me doy cuenta cómo la naturaleza les genera en tantas ocasiones oportunidades para entusiasmarse, motivarse y en definitiva aprender. Y además es maravilloso ver cómo ellos solos van observando, van explorando, y fruto de esta observación y exploración van generándose preguntas. Y ahí es donde

Sigue leyendo